Marketing sensorial en el punto de venta

Marketing sensorial en el punto de venta

Marketing sensorial

Marketing sensorial. Comunicar con los sentidos en el punto de venta.

 

Como ya sabrás las compras que realizamos, según estudios de neuromarketing, el 95% de ellas se realizan de forma inconsciente. Dando un paso más, nos encontramos con el marketing sensorial en el punto de venta.

Como dice Elsa Punset, filósofa y escritora española, “las emociones se pueden entrenar al igual que la inteligencia racional”. Ahora veremos porqué.

¿Qué es?

El marketing sensorial es una herramienta que se utiliza en las empresas para que permanezca una marca o producto en la mente del consumidor a través de los sentidos.

Bernd Schmitt, experto en marketing y profesor de negocios de Columbia University el «hombre recuerda el 1% de lo que palpa, el 2% de lo que oye, el 5% de lo que ve, el 15% de lo que degusta y el 35% de lo que huele».

Objetivo.

El objetivo principal es llegar a los consumidores a través del hemisferio derecho del cerebro, que es el que apela a las emociones. Esto se debe a que las emociones están íntimamente vinculadas con la memoria.

Es así como se genera una experiencia positiva y memorable asociada a una determinada situación, marca o producto.

Cómo realizarlo. Marketing sensorial ejemplos.

Te damos unas pistas de cómo utilizarlo en cada sentido:

  • Marketing sensorial olfato: Utilizar una esencia que le dé una identidad a tu negocio para que el cliente una vez detecte el olor, lo recuerde. Existen empresas que desarrollan esencias que combinan diferentes elementos para conseguir dicho efecto.
  • Marketing sensorial gusto: Este sentido se puede complementar con el de la vista y olfato. Es más limitado por aplicarse a productos alimenticios. Un sabor distintivo es el que marcará la diferencia.
  • Marketing sensorial tacto: La información que transmite la superficie de un producto pueden ser sus características y calidad. La exposición de productos que se comercializan online en una tienda física suman puntos para las ventas.
  • Marketing sensorial auditivo: El ritmo de las canciones, el volumen, los tonos graves o agudos. Estas variables estimulan la compra, e incluso, generan recuerdos. Es una forma de que permanezcan más tiempo en el establecimiento.
  • Marketing sensorial vista: Para potenciarlo, tendrás que tener en cuenta cómo utilizar el espacio de tu negocio, los colores, las luces y el diseño de presentación del producto.

En definitiva, el marketing sensorial se suma como otro vínculo entre los consumidores y las empresas para conseguir una mayor fidelización en el punto de venta. Anímate a marcar la diferencia, ¡utiliza el marketing y el sentido común!

Bibliografía:

  • Flow.es
  • Gestion.org
  • Wikipedia.org

Deja un comentario

Scroll Up