Marketing online y marketing offline; la unión hace la fuerza.

Marketing online y marketing offline; la unión hace la fuerza.

Marketing online y offline.

Desde la aparición de internet y el comienzo de la digitalización, la atención de los ususarios a los medios online ha aumentado, a diferencia de los denominados medios convencionales.

La ausencia en redes sociales o el no tener una página web accesible repercute de forma negativa en el negocio, tanto que puedes llegar a ser invisible de cara al público.

Sin embargo, los medios offline aún mantienen un puesto relevante en nuestra actividad diaria. Muestra de ello es que la audiencia en televisión supera a internet, como vemos en este gráfico elaborado con datos de la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación).

Marketing online y offline

Combina marketing online y marketing offline

La pregunta que debemos hacer no es si debemos escoger entre marketing online o marketing offline.  La cuestión es cómo combinar ambos para obtener un mayor beneficio y una mayor visibilidad de nuestra empresa. Esto se  traduce en un mayor porcentaje de conversión.

Para conseguir un buen resultado tanto en marketing online como offline, lo mejor es definir bien los objetivos y realizar una adecuada planificación. Por ejemplo, definir y planificar correctamente la imagen y el diseño que tienen todos los anuncios, en los formatos en los que se lancen.

Lo ideal es unificar todo el diseño y seguir una línea con la que todo el mundo pueda identificarnos claramente. Ahí es donde a veces se piensa que es incompatible el marketing online y offline, ya que a menudo se hacen cambios en las campañas diseñadas para internet. Esto causa confusión en el mercado y reduce la efectividad de la campaña.

Un claro ejemplo más de que lo físico aún es necesario y efectivo son las tradicionales tarjetas de visita, un elemento del que no se prescinde y permanece en la estrategia de marketing de las compañías. Esto es así, porque aporta un elemento tangible que agrega un toque personal y ayuda a formalizar las relaciones comerciales.

Por otro lado, más que el soporte en sí, lo que se mantiene es el recuerdo del momento de la entrega de la tarjeta. Una impresión que captamos de la persona a través de los cinco sentidos, que nos transmite más confianza que toda la información que podamos recopilar mediante internet.

Finalmente, combinar digital, marketing offline y acciones sociales te permitirá mejorar las posibilidades de éxito de tu negocio.

Deja un comentario

Scroll Up